viernes, 3 de mayo de 2013

RECETA DE PAN CASERO: PAN BLANCO


   Hola a tod@sss!!!!!!!!!!!!!
   He decidido ponerme las pilas y poner al día el blog....con tanto Facebook lo tengo olvidado!!!

   Llevaba tiempo queriendo experimentar con pan, y que me saliera bien de una buena vez.... Tras dos intentos desastrosos en el pasado digamos que le cogí miedo y no lo había vuelto a intentar
   Pero esta vez....por fin siiiiiiiiiiiiiiiii!!!!!!!!!!!!!!!!

   El pan que aquí os propongo es el blanco de toda la vida, hecho con levadura de panadero. La que he utilizado es en polvo, especial para pan, y la verdad es que me ha dado un resultado buenísimo. En otras ocasiones había comprado levadura fresca, pero si no la utilizas en seguida se estropea. Esta sin embargo, la puedes tener en la despensa durante meses sin peligro.

   Ahora estoy experimentando con masa madre. Ya tengo una pequeña colonia de bichitos fermentando y creciendo en mi cocina, jijijjji! En cuanto tenga el resultado os lo paso

   La verdad, es que la elaboración de este pan es muy sencilla. Tan solo tienes que respetar los pasos, los tiempos y las cantidades y sale solo.

INGREDIENTES 
  •  450g Harina de fuerza
  • 7,5ml de sal
  • 7,5ml de azúcar
  • 15ml de aceite
  • 1 sobre de levadura en polvo de panadería
  • 225ml de agua templada
   En un bol grande, ponemos la harina. Ponemos la sal, el azúcar y la levadura. Hacemos un hueco en el medio a modo de volcán y le añadimos el agua y el aceite.
   Mezclamos y amasamos durante 10 minutos
   La dejaremos en el bol, como en la foto, y lo cubriremos con un trapo. Lo dejamos en un sitio cálido, y dejamos que doble el tamaño ( un par de horitas )

  


   Una vez hecho esto, sacamos todo el aire a la masa, amasándola con energía durante un minuto más o menos.  Le damos la forma que queramos y volvemos a dejarla reposar hasta que vuelva a doblar el volúmen
   Horneamos a 230 grados durante 30 o 40 minutos. Como yo hice menos cantidad de masa y a demás hice 3 panecillos, como los que veis en la foto superior me hizo falta bastante menos tiempo, unos 20 minutos fueron suficientes. Para darle este aspecto rústico antes de meterlo al horno lo espolvoree generosamente con harina integral
   La verdad es que quedó buenísimo, os animo a que lo probéis!!!




No hay comentarios:

Publicar un comentario