lunes, 18 de febrero de 2013

TARTA DE VAINILLA CON CREMA DE TIRAMISÚ


Un añito más mi querida madre ha cumplido años... y como "esa cosa dulce que lleva la tarta por encima" , o sea, el fondant no le gusta, este año me las he ingeniado para hacer algo diferente
Saqué esta receta de un libro para cupcakes, y la modifiqué un poco. Y salió esto que veis. Y he de decirrrr que estaba muu güena



Ahí va:

INGREDIENTES
6 huevos
100g de azúcar 
100gr de harina
100gr de maizena
2 cucharadas de preparado en polvo para flan de vainilla
1 cucharadita de levadura en polvo
1 taza de café cargadito
500gr de mascarpone
100gr de azúcar glass tamizado para el bizcocho
200ml de nata montada
cacao en polvo
licor de café
300gr de mantequilla
300 de azúcar glass para la buttercream


PREPARACIÓN
Vamos poniendo el horno a 175 grados.
Separamos las claras de las yemas, y montamos las claras a punto de nieve. Les vamos añadiendo el azúcar glass con cuidado con movimientos envolventes para que no se nos bajen, hasta conseguir una crema uniforme. Les añadimos las yemas y seguimos removiendo con cuidado.
En un bol, mezclamos la harina, la levadura, el preparado para flan y la maizena.
Tamizamos esta mezcla poco a poco sobre las claras y seguimos batiendo con cuidado.
Colocamos la preparación en un molde bien engrasado y al horno una media hora. 

Mientras se nos va haciendo batimos el mascarpone con el azúcar glass, hasta obtener una crema. Le añadimos 2 o 3 cucharadas de café ( a gusto del consumidor ), y le agregamos la nata montada. Batimos ( si es con batidora eléctrica o robot de cocina cuidado, ya que si nos pasamos al batir la nata se nos cortará y nos quedará mantequilla )

Lo que yo hice es que separé la mayor parte de esta crema y le añadí mantequilla y azúcar glass, para hacer una buttercream. A parte le agregué colorante marrón y un poquito más de café para contrarrestar el dulce del azúcar glass
Con esta buttercream rellené el bizcocho por dentro, y a parte lo emborraché un poco con un pincel con licor de café, que le dió un gusto buenísimo
La decoración esterior de la tarta la hice con la misma buttercream, y en el centro, puse la crema de tiramisú que había reservado al principio.
Para finalizar, un poco de cacao en polvo tamizado por encima y el felicidades en chocolate derretido
Y listo


Quedó una tarta, esponjosa, ligera a la hora de comer, nada empalagosa y muy suave. Os recomiendo que la probéis porque os encantará
 


No hay comentarios:

Publicar un comentario