viernes, 10 de diciembre de 2010

PATATAS CHIPS CASERAS


   Estaba claro. Desde que fuí a Ibiza hace unas semanas, y visité con mi amiga Vanessa un restaurante Lounge en la orillita del mar, supe que yo tenía que aprender a hacer las patatas fritas " de bolsa " que nos pusieron en ese sitio.
   Nos sentamos allí para tomarnos una copita de vino, y mientras pasábamos el rato parloteando y oyendo musiquita Chill Out nos pedimos una bolsa de patatas para pasar el trago. En seguida el chico nos dijo que nos traería algo mucho mejor.
   A los 5 minutos apareció con una bandeja de patatas chips recién hechas, calentitas y con su pimentón dulce por encima. ¡¡¡¡¡¡¡ Estaban para moriiiiiiiiiiirse!!!!!!!! Así que decidí que en cuanto volviera tenía que averiguar cómo se hacían.
   Me informé un poquito por la red y me puse manos a la obra.
   Es importante seleccionar el tipo de patata a utilizar, aunque yo en este caso he utilizado un tipo de patata gallega, que en principio son para cocer, pero han quedado brutales igualmente.
   Estoy segura de que cuando Vanessa las vea se va a morir de envidia. Pero no te preocupes, que para tu próxima visita te voy a estar esperando con un súper bol de patatitas recién hechas!!!
   Para el plato que veis en la foto tan solo he utlilizado 3 patatas no muy grandes. El secreto está en cortarlas muy finas, ya sea con una mandolina, con un pelapatatas o en mi caso con el suplemento rallador que tiene mi batidora. Cuanto más finas sean mejor. Tienen que quedar casi transparentes.
   Luego las lavamos en un colador con agua muy fría, y las ponemos en un bol con este agua. Cada pocos minutos vamos cambiando el agua para ir eliminando todo el almidón.
   Al cabo de más o menos una hora de estar en remojo las secamos un poco con un trapo limpio y las metemos a freir en aceite muy caliente. Les vamos dando vueltas para que se doren uniformemente y no se queden pegadas y cuando estén doraditas las sacamos.
¡¡¡¡Y A DISFRUTARRR!!!!

3 comentarios:

  1. se fríen, y ¿ya?
    tienen un aspecto, que estoy deseando comérmelas... y ahora, con mi pie roto no puedo. ¡que envidia!

    ResponderEliminar
  2. Joer! que buena pinta! me parece una idea buenísima, este fin de semana lo voy a intentar. Soy de cerca de A Coruña, así que las patatas serán del estilo. Felicidades por el post!

    ResponderEliminar
  3. Sí, sí, solo hay que freir y punto!! Importante sacarle tooooodo el almidón para que no queden blandurrias.
    Ya me direis que tal os han quedado. Yo este fin de semana repito!!

    ResponderEliminar